Compartir

La televisión, ese aparato rectangular que lleva en nuestro salón desde tiempos inmemoriales no ha dejado de crecer desde su invención. La tele ha ido añadiendo funcionalidades y tecnologías que lo van convirtiendo en un electrodoméstico cada vez más inteligente y sobre todo más grande.

La forma y aspecto de los televisores ha ido cambiando con el tiempo. Empezaron siendo unas cajas cuadradas con una relación de aspecto 4:3, de color madera que únicamente mostraban imágenes en blanco y negro. Apenas se podían ver 2 canales e incluso hacía falta un aparato adicional para ver La 2, que nuestros padres recordarán como como UHF. Se fueron añadiendo nuevos canales a la parrilla analógica hasta que llegó la TDT que logró multiplicar x4 el número de canales existentes permitiendo una oferta mucho más variada.

Desde entonces las teles han ido adelgazando y aumentando su tamaño. Con la llegada de las teles de plasma éstas eliminaban su barriga y comenzaba una tendencia de televisores planos y super finos que sigue a día de hoy. Sin embargo el plasma era poco eficiente y su vida útil era muy corta comparada con la tecnología LED. Actualmente las televisiones más vendidas son las LED a la espera de que los paneles OLED bajen de precio y se conviertan en los líderes del mercado por su gran calidad de imagen, genial contraste y bajo consumo.

SMART TV: la televisión ya no es una caja tonta

smart tv post

La televisión como buena celebrity no se ha librado de las críticas, por ejemplo se ha dicho muchas veces que es una caja tonta. Como buena líder está trabajando duro para quitarse esa fama y gracias a Smart TV se ha convertido en un aparato mucho más versátil capaz de conectarse a internet, a las redes sociales y reproducir contenidos en streaming.

Con Smart TV es posible ver contenidos de RTVE o de Atresmedia (Antena 3, La Sexta, Neox, Nova…) en cualquier momento después de ser emitido. Además RTVE está siendo pionera y ha sacado Botón Rojo, una plataforma que fusiona la tele tradicional con www.rtve.es, consiguiendo una experiencia televisiva mucho más dinámica e interactiva.

La distancia de la tv al sofá

En el caso de las teles, lo del burro grande ande o no ande no es del todo cierto. Una tele grande debe ir a un salón grande y respetando una distancia de visionado que te evite dolores de cabeza. La distancia del sofá a la televisión debe ser suficiente para disfrutar completamente. Por ejemplo si tienes 2 metros de distancia te recomendamos una tv de 39 pulgadas si tienes 3 metros podrás poner hasta 47 y si tienes un gran salón y 17.999€ podrás poner la nueva televisión de 84 pulgadas de LG y hacerle la broma del vídeo a tus amigos.

¡Cuéntanos qué tal se lo toman en la sección de comentarios!

http://youtu.be/ueapVIEJ_DE

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterest