Recuerdo cuando de pequeños nos dedicábamos a hacer diferentes figuras de papel. Sobre todo los famosos juegos de come coco que pintabas de colores, y después tus amigos elegían uno de ellos, una acción, un atrevimiento que provocaba muchas risas.

Hoy día como muchos juegos de la infancia se han perdido entre las tablets, juegos varios tecnológicos o simplemente la variedad de juguetes que tienen actualmente los niños. Hace poco recuperé el come cocos para mi hijo de 4 años, y le encantó. Probadlo, podéis hacerlo con un simple trozo de papel, algunos colores (que además le mantendrán entretenido) y algo de imaginación. Os aseguro que le encantará, y además fomentará su creatividad. Aquí un tutorial para hacer nuestro come cocos:

Pero el Origami o papiroflexia en español es un arte de origen japonés que además puede tener múltiple formatos, y podemos utilizarlo también de decoración: pajaritas, mariposas, flores…cualquier cosa que se te pase por la imaginación. Actualmente parece que se vuelve a poner de moda, y puedes encontrarlo incluso en jugueterías infantiles ya preparado para los niños. Kits especializados para hacer pajaritas de colores con todas las instrucciones, origamis de aviones o barquitos.

Lo bueno de esta actividad es que nos vale con un simple trozo de papel, así que ¿a qué esperas para decorar tu casa con algunas de estas creaciones de papiroflexia?

Te dejamos algunos tutoriales perfectos para empezar a practicar: