La Navidad es sinónimo de hogar, nostalgia, generosidad, amor, pero también de derroches, por todas las compras que realizamos, y de excesos, pues no podemos negar, que durante estas fechas que  abarcan, prácticamente, desde mitad de diciembre a mitad de enero, tenemos comidas y cenas familiares, de amigos y de empresa,  cargadas de mucho “bebercio” y  aún más “comercio”.

Pero si no quieres que, con razón, te tachen de “bicho raro”, lo suyo será que durante este tiempo disfrutes y te despreocupes por completo de perder peso, hacer ejercicio y cualquier cosa que no sea divertirse y pasar tiempo con los tuyos, y dejes para antes y después, eso de cuidarte un poco. Pues si hay algo que no te va a quitar nadie después de Navidad, serán los dos kilos que te habrás puesto tras las copiosas comidas y cenas de celebración.

Nada de dietas milagrosas para perder peso antes de Navidad

Si además ves que te ha pillado el toro y  ya no te da tiempo  ni a llevar a cabo los “15 días Special k”, no te desanimes, que todavía hay algo que puedes hacer en una semana para bajar un par de kilos, sin recurrir a “la dieta de la cebolla” o a machacarte en el gimnasio de forma obsesivo-compulsiva.
Te proponemos algo mejor, un reto prenavideño que podrás cumplir fácilmente si le pones ganas:

  • 20 minutos menos de sueño: Levántate antes para hacer algo de ejercicio. Puedes hacer una tabla de 15 min de ejercicios antes de meterte a la ducha, subir y bajar las escaleras de tu edificio o ir andando al trabajo.
  • Desayuna sano: cambia la bollería o tostadas por cereales, mucho más sano y bajo en calorías. Si habitualmente tomas leche, mejor desnatada esta semana. Y el café con sacarina. ¡Nada de azúcar!
  • Hidrátate: oblígate a beber agua durante el trabajo, pues además de ser bueno, te sentirás más saciada. Si no eres muy bebedora, prueba con los tés.
  • Pica-pica entre comidas: si sueles picar entre comidas, que sea una o dos piezas de fruta. ¡Las vitaminas son importantísimas!
  • Media hora de deporte al día: si a mediodía tienes una descanso, puedes ir entonces a correr, si no, hazlo al salir de la oficina, pero practica al menos media hora de ejercicio aeróbico, para quemar calorías, sin llegar a cansarte. Además, puedes ayudarte de un suplemento deportivo, como la gama de productos que te ofrece Multipower para perder peso.
  • Di NO a la vida social: para nosotros los españoles, la vida social va íntimamente ligada a la mala vida. Así que trata de no quedar con nadie durante estos días, a menos que sea para practicar deporte. Si lo haces, beberás cerveza, comerás tapas…¡Lo mejor será decir no!
  • Un menú original: si planeas un menú bajo en calorías para comer y cenar durante toda la semana algo diferente, no podrás llegar a aburrirte. Reduce el pan, pasta, los fritos y embutidos durante la semana, y se generosa con el pescado, carne y verduras. Y recuerda, ¡asado  o hervido también sabe bien!
  • Pasea  una hora: que no puedas salir, no quiere decir que tengas que pasarte la tarde en casa. Al revés. Evita estos días la vida sedentaria y al volver de trabajar, da un paseo con tu pareja, amigo o perro, con la excusas de ir a ver las luces o hacer las compras navideñas.
  • Cena pronto: cena algo ligero es importante estos días, pero que lo hagas antes de las 21:30 será de vital importancia, para poder hacer la digestión antes de irte a dormir.
  • El sexo de postre: si tienes pareja, y no practicas sexo en días laborables porque llegas cansada, esta semana tendrás que ponerle ganas y si hace falta sustituir tu serie favorita por un poco de alegría para el cuerpo. Sexo antes de acostarte será el detonante para conseguir tu reto.

Y ahora que ya has leído estos 10 puntos, habrás visto que no es tan difícil perder peso antes de Navidad, si tienes fuerza de voluntad. Quedan pocos días,  ¿te atreves con el reto?

13879179394_00408bb246_b