Como todos los años llegaron las vacaciones. Y lo que más nos apetece este año es irnos a la playa. Al final siempre nos pilla el toro a la hora de elegir destino y fechas, que si bien es verdad que con antelación hay muy buenas ofertas, se me hace difícil pensar tanto tiempo antes- mucho más desde que hay niños en el hogar.

Este año, como decía, nos decantamos por unas vacaciones en la costa. Estamos deseando oler a mar, jugar con la arena y tostarnos al sol. Aunque el destino era lo de menos, las playas de la Costa de la Luz son mis favoritas, al menos eso lo tenía claro cuando empecé la búsqueda.

La pregunta, ¿hotel o apartamento?. Sin niños siempre lo tuve claro, hotel…pero ahora teníamos dudas:

Los hoteles son muy cómodos, todo ya organizado, con tus turnos, tu pulsera si es todo incluido, acceso directo a la playa y un sin fin de servicios para no tener que preocuparte de nada. Para los niños además tienen servicio de animación, y muchos de ellos zonas infantiles donde dejarles un rato mientras los papás se relajan. En concreto me gustan 2 cadenas que creo que para los niños tienen muy buen servicio, una de ellas es Barceló , con su oferta Super Summer  incluye dos niños (hasta 12 años) gratis.
Oferta Hoteles Barceló
La otra cadena con especial mención es Playa Senator, con habitaciones tematizadas para los peques. Esta última además tiene muy buenos precios para la zona de Almería, donde hay una playas preciosas en Cabo de Gata.
Habitación para niños Hoteles Playa Senator
Eso sí, importante cuando buscamos un hotel con niños ver el tamaño de las habitaciones, si es para un par de días no hay problema, pero si vamos a pasar una semana en la playa, y cuando abrimos el sofá cama adicional no podemos ni movermos resulta un poco agobiante.  Sin duda es mejor gastar un poco más por una habitación superior, Jr Suite con salón o incluso comunicadas si los niños ya son grandes y queremos más intimidad.
La ventaja del apartamento, sin embargo, es la posibilidad de tener un salón independiente de las habitaciones, además de la cocina, donde podemos hacer nuestras propias comidas y sobre todo a nuestras horas, sin tener que depender de turnos de comedor. Esto es además mucho más útil cuando hay bebés o niños pequeños que no duermen bien y hay que levantarse a menudo durante la noche. Actualmente hay muchas webs de alquiler de apartamentos, pero sin duda sigo prefiriendo el portal de reservas Booking, puedes comparar precios entre este sitio y el propio del sitio web y a veces las ofertas son mucho mejores, probablemente por la gestión de cupos en su contratación.
Booking.com
Si no tenemos unas fechas fijas o un lugar concreto se pueden conseguir muy buenas ofertas de último minuto. Nosotros ya hemos reservado nuestras vacaciones, ¿y tú? este verano ¿eres de playa o de montaña?
¡Felices vacaciones!